¿Por qué llamamos Vuelta Ostrera a la marisma de Cortiguera? Porque había que meter allí una depuradora ilegal y ocultar su condición de marisma. Ahora hay que demolerla y ARCA vuelve a estar en la picota… por tener razón y por defenderla durante 10 años contra viento y marea.

El Tribunal Supremo (TS) ha ordenado demoler la depuradora de Vuelta Ostrera, integrada en el saneamiento de la cuenca Saja-Besaya y construida por el Ministerio de Medio Ambiente en las marismas de Cortiguera (Suances). La construcción de esa depuradora ha supuesto una inversión cercana a los 24 millones de euros.

La decisión del TS se fundamenta en que la depuradora invade 87.450 metros cuadrados del estuario del río Besaya de manera injustificada, ya que existían otros emplazamientos posibles a 500, 1.300 y 3.500 metros de distancia del lugar elegido y sin invadir el dominio público.